Sistema Penal Acusatorio Adversarial y problemas de la coexistencia con el sistema Mixto

Como es natural, la entrada en vigor de una reforma puede suscitar problemas no previstos en las disposiciones transitorias. Ese es el caso de la modificación que se hizo al sistema de justicia penal y que, ha ido implementándose en varias entidades de la República.

Seguramente esta es la primera de una serie de entradas al respecto, pues cada día podrá haber nuevos conflictos sobre los que se opinará.

Me ocuparé en este momento de una pregunta que se me planteó sobre un procedimiento penal que se instruye en Morelos. El asunto tiene que ver con cuestiones de incompetencia y sus efectos.

Recordemos que en junio de 2008 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto de reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Seguridad y Justicia. En los artículos transitorios se establece que el sistema acusatorio entrará en vigor una vez que se hayan realizado las modificaciones legales necesarias, pero en no más de ocho años.

En Morelos se empezó a aplicar en algunos Distritos Judiciales el procedimiento acusatorio. La pregunta que se me hizo era relacionada con una causa que se radicó en un juzgado en un Distrito Judicial que todavía actúa bajo los lineamientos del sistema mixto para posteriormente remitirse, por incompetencia, a un Juzgado de otro Distrito Judicial pero en el que ya se está aplicando el nuevo sistema procesal.

Se me refiere que en el proceso en que surge el problema el Juez que recibió el expediente aceptó la competencia y homologó las actuaciones. Tradicionalmente si una autoridad realiza actuaciones y posteriormente se determina su incompetencia, éstas son convalidadas, es decir, se les reconoce valor siempre que se hayan practicado conforme a derecho. Incluso, hay códigos que establecen que no se requiere de convalidación (es decir, podríamos decir que el efecto es por mandato de ley). El tema que hoy me ocupa no es de una simple convalidación sino de una homologación.

La pregunta concreta era si procedía, en mi criterio, la homologación entre actuaciones de los distintos sistemas procesales.

Para responder el cuestionamiento tenemos que tener presente que, la reforma al sistema de justicia no es retroactiva (de conformidad con lo dispuesto por el artículo Cuarto transitorio del decreto de reforma Constitucional aludido), pues los procedimientos iniciados conforme a la normatividad anterior deben seguirse de acuerdo a ésta hasta su conclusión. Si bien es cierto que el conflicto competencial no era relacionado con la sucesión de leyes sino que obedecía al lugar de los hechos (por ello tendría que cambiar de un Distrito Judicial a otro), nos deja claro que no puede iniciarse un proceso bajo un sistema y terminarse con el nuevo.

En efecto, no debe iniciarse la tramitación de una causa con las normas de un sistema de enjuiciamiento para seguirlas con otro porque son incompatibles. No por existir una averiguación en el mixto y una investigación en el acusatorio quiere decir que tienen similar desarrollo. No por haber en el anterior un auto de procesamiento quiere decir que sea compatible con el de vinculación a proceso del nuevo ni que tengan los mismos efectos ni, mucho menos, el mismo estándar probatorio. La tramitación de la instrucción en el sistema previo a la reforma es significativamente distinto a la investigación “judicializada” y a la etapa intermedia del nuevo y qué decir de la audiencia del juicio oral. Por supuesto que no son compatibles como para homologar. La pregunta es qué hacer al respecto.

Podría ser la nulidad la respuesta (no me refiero a la anulación del juicio como consecuencia de la casación sino a la determinación en el sentido tradicional dentro del proceso de que declara que una actuación está viciada)? Considero que no pues el conflicto procedimental no implica que las actuaciones previas no hayan sido conforme a derecho. Pienso que tiene que recurrirse a figuras como la reposición de procedimiento (que he criticado en diversas ocasiones pero, en el tema que nos ocupa podría ser la solución, aún y cuando en rigor técnico tampoco habría una violación a leyes procesales).

Creo que en el caso que motivó la pregunta respecto a la que expreso esta opinión, si se continua el procedimiento a partir de la etapa intermedia, el que se haya homologado las etapas anteriores no es insalvable pero si la homologación incluye la etapa intermedia constituye un grave error que posiblemente llevará a reponer el proceso

About these ads

Acerca de Arturo Cossío

Abogado penalista. Profesor universitario. Twitter Follow @ArturoCossio
Esta entrada fue publicada en Derecho procesal penal, Juicios orales, Procesal penal, Reforma constitucional, Sistema acusatorio adversarial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s