Sobre la Fiscalía General de la República

Es muy delicado el manejo que se está dando en medios de comunicación a lo manifestado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en relación con la posible modificación al artículo 102 Apartado A de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

No se trata de defender a AMLO y su postura, simplemente creo que es bueno no distorsionar las cosas. En este momento lo que necesitamos es unidad y esfuerzo conjunto. Una muy amplia mayoría votó a su favor en las elecciones del 1 de julio del presente año. Seguramente su actuación será objeto de escrutinio permanente por todos, tanto por los que no votaron por él como por los que sí.

La nota que ha estado en diferentes medios es que AMLO se opone a una Fiscalía independiente. Así, por ejemplo, Animal Político dice en una nota:

Este viernes, el candidato ganador de las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, descartó la posibilidad de reformar el artículo 102 de la Constitución referente a la creación de una Fiscalía independiente.” (AMLO descarta reforma para crear fiscalía autónoma| Animal Político. Retrieved from https://www.animalpolitico.com/2018/07/amlo-descarta-reforma-al-articulo-102-con-el-que-se-crearia-una-fiscalia-independiente/).

La nota implicaría que AMLO se opone a una Fiscalía autónoma, lo que no necesariamente es cierto. Lo real es que el artículo 102, Apartado A fue reformado en 2014 y en 2016 para quedar en los siguientes términos:

Art. 102.-

  1. El Ministerio Público de la Federación se organizará en una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio.

Para ser Fiscal General de la República se requiere: ser ciudadano mexicano por nacimiento; tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación; contar, con antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho; gozar de buena reputación, y no haber sido condenado por delito doloso.

El Fiscal General durará en su encargo nueve años, y será designado y removido conforme a lo siguiente:

  1. A partir de la ausencia definitiva del Fiscal General, el Senado de la República contará con veinte días para integrar una lista de al menos diez candidatos al cargo, aprobada por las dos terceras partes de los miembros presentes, la cual enviará al Ejecutivo Federal.

Si el Ejecutivo no recibe la lista en el plazo antes señalado, enviará libremente al Senado una terna y designará provisionalmente al Fiscal General, quien ejercerá sus funciones hasta en tanto se realice la designación definitiva conforme a lo establecido en este artículo. En este caso, el Fiscal General designado podrá formar parte de la terna.

  1. Recibida la lista a que se refiere la fracción anterior, dentro de los diez días siguientes el Ejecutivo formulará una terna y la enviará a la consideración del Senado.

III. El Senado, con base en la terna y previa comparecencia de las personas propuestas, designará al Fiscal General con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes dentro del plazo de diez días.

En caso de que el Ejecutivo no envíe la terna a que se refiere la fracción anterior, el Senado tendrá diez días para designar al Fiscal General de entre los candidatos de la lista que señala la fracción I.

Si el Senado no hace la designación en los plazos que establecen los párrafos anteriores, el Ejecutivo designará al Fiscal General de entre los candidatos que integren la lista o, en su caso, la terna respectiva.

  1. El Fiscal General podrá ser removido por el Ejecutivo Federal por las causas graves que establezca la ley. La remoción podrá ser objetada por el voto de la mayoría de los miembros presentes de la Cámara de Senadores dentro de un plazo de diez días hábiles, en cuyo caso el Fiscal General será restituido en el ejercicio de sus funciones. Si el Senado no se pronuncia al respecto, se entenderá que no existe objeción.
  2. En los recesos del Senado, la Comisión Permanente lo convocará de inmediato a sesiones extraordinarias para la designación o formulación de objeción a la remoción del Fiscal General.
  3. Las ausencias del Fiscal General serán suplidas en los términos que determine la ley.

Corresponde al Ministerio Público de la Federación la persecución, ante los tribunales, de todos los delitos del orden federal; y, por lo mismo, solicitará las medidas cautelares contra los imputados; buscará y presentará las pruebas que acrediten la participación de éstos en hechos que las leyes señalen como delito; procurará que los juicios federales en materia penal se sigan con toda regularidad para que la impartición de justicia sea pronta y expedita; pedirá la aplicación de las penas, e intervendrá en todos los asuntos que la ley determine.

La Fiscalía General contará, al menos, con las fiscalías especializadas en materia de delitos electorales y de combate a la corrupción, cuyos titulares serán nombrados y removidos por el Fiscal General de la República. El nombramiento y remoción de los fiscales especializados antes referidos podrán ser objetados por el Senado de la República por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes, en el plazo que fije la ley; si el Senado no se pronunciare en este plazo, se entenderá que no tiene objeción.

La ley establecerá las bases para la formación y actualización de los servidores públicos de la Fiscalía, así como para el desarrollo de la carrera profesional de los mismos, la cual se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.

El Fiscal General presentará anualmente a los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión un informe de actividades. Comparecerá ante cualquiera de las Cámaras cuando se le cite a rendir cuentas o a informar sobre su gestión.

El Fiscal General de la República y sus agentes, serán responsables de toda falta, omisión o violación a la ley en que incurran con motivo de sus funciones.”

El párrafo primero del Apartado A entró en vigor el día 30 de enero de 2016 (según el Artículo transitorio PRIMERO del decreto publicado el 29 de enero de 2016, que establece que, salvo que los otros transitorios dispongan algo en contrario – lo que no ocurre en relación con los dos cambios que se hacen al dispositivo en comento-, la reforma entra en vigor al día siguiente de la publicación), a pesar de que todavía no está en vigor el resto de dicho Apartado. Es evidente que, independientemente de lo señalado en relación con los artículos de tránsito, la existencia de la Fiscalía no puede ser real mientras no sea vigente todo el texto constitucional que le regirá y, por supuesto, se cuente con la Ley que la organice, a lo que se condiciona el inicio de vigencia de la norma constitucional.

En efecto, el artículo Décimo Sexto Transitorio de la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014 dispone:

DÉCIMO SEXTO.- Las adiciones, reformas y derogaciones que se hacen a los artículos 28; 29, párrafo primero; 69, párrafo segundo; 76, fracciones II, por lo que se refiere a la supresión de la ratificación del Procurador General de la República por el Senado y XII; 78, fracción V; 82, fracción VI; 84; 89, fracción IX; 90; 93, párrafo segundo; 95; 102, Apartado A; 105, fracciones II, incisos c) e i) y III; 107; 110 y 111 por lo que se refiere al Fiscal General de la República; 116, fracción IX y 119, párrafo primero de esta Constitución, entrarán en vigor en la misma fecha en que lo hagan las normas secundarias que expida el Congreso de la Unión necesarias por virtud de las adiciones, reformas y derogaciones a que se refiere el presente Transitorio, siempre que se haga por el propio Congreso la declaratoria expresa de entrada en vigor de la autonomía constitucional de la Fiscalía General de la República.

El Procurador General de la República que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria a que se refiere el párrafo anterior, quedará designado por virtud de este Decreto Fiscal General de la República por el tiempo que establece el artículo 102, Apartado A, de esta Constitución, sin perjuicio del procedimiento de remoción previsto en la fracción IV de dicho artículo.”

La oposición de AMLO, por lo que entiendo, se refiere al mecanismo de designación del titular de la Fiscalía General y de los titulares de las Fiscalías Anticorrupción y Electoral, no a que la institución deba ser autónoma.

Se ha solicitado al candidato que obtuvo la mayoría de la votación, según la información difundida por las autoridades electorales, que apoye la modificación del procedimiento de designación para evitar que la independencia no resulte real, solicitud respecto de la que se ha manifestado en contra pero que no por ello significaría el alcance que parece que se le quiere dar a sus declaraciones.

¿Cuál es la situación actual de la Procuraduría General de la República (PGR) y de su transformación a Fiscalía (FGR)? Actualmente la PGR es una institución que depende del Poder Ejecutivo, siendo facultad del presidente la designación de su titular, la que debe ser ratificada por el Senado de la República. En términos del Transitorio Décimo Sexto, el titular de la PGR quedaría en forma automática como FGR al entrar en vigor la Reforma al artículo 102 Apartado A de la Constitución General de la República.

En este momento no hay un titular, sino que la PGR cuenta con un encargado, por lo que no podría operar lo que se ha llamado como pase automático.

Sin embargo, si se designara a un Procurador General de la República y no se logra modificar el transitorio de la reforma publicada en febrero de 2014 quedaría, en forma automática como titular de la Fiscalía, lo que no sería sano desde mi punto de vista.

De no modificarse el Décimo Sexto transitorio, el escenario deseable es que, sin designar al titular de la PGR, se expida la normatividad secundaria, se realice la declaratoria de que entra en vigor el texto constitucional y, con ello, surja como Organismo Público Autónomo la FGR. Si ello aconteciera así, se seguiría el procedimiento de designación previsto en el Apartado A del artículo 102 de la constitución federal.

De acuerdo con ese procedimiento, el Senado remitiría una lista de diez candidatos el Ejecutivo Federal, de esos diez candidatos el presidente de la República remitiría una terna a la Cámara de Senadores, de la que se designaría al titular de la Fiscalía.

Un escenario no deseable sería que el presidente saliente o el que asuma funciones designe, con la ratificación del Senado al titular de PGR para que en forma automática asuma el cargo de Fiscal General de la República.

Así, es posible afirmar que las declaraciones de AMLO no necesariamente implican una oposición a la existencia de una Fiscalía Autónoma y que, para lograr que ésta surja como una institución realmente independiente es necesario que el Congreso de la Unión expida la normatividad secundaria que la rija y que se haga la declaratoria de vigencia sin antes designar a un titular de la PGR.

Anuncios

Acerca de Arturo Cossío

Abogado penalista. Profesor universitario. Twitter Follow @ArturoCossio
Esta entrada fue publicada en Andrés Manuel López Obrador, Constitución Mexicana, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, FGR, Fiscalía Autónoma, Fiscalía General de la República, Procuraduría General de la República, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s